Pensamientos, artículos e ideas que reforman.

A finales de 2019, oré sobre el 2020, pidiéndole a Dios que me hablara de cualquier cosa que tuviera para su Iglesia. Dios me habló de que entraríamos en un período de 10 años de reforma para la Iglesia. Dios me enfatizó y resaltó que durante la próxima DÉCADA enfrentaríamos (confrontaríamos) algunos temas difíciles, y no podríamos escapar de ellos por mucho más tiempo.

Desde entonces, me han preguntado de qué está hablando Dios (2021, 2022), mi respuesta ha sido simple: REFORMA.

Sospecho que si me preguntan de nuevo el próximo año, la respuesta seguirá siendo la misma: REFORMA.

Dios no ha cambiado Su postura, y no creo que lo haga pronto. Una de esas áreas difíciles sería en la forma de una sacudida dentro de las denominaciones. Dios nos está presionando a cambiar y a no ignorar los abusos y errores (pecados y herejías) que hemos visto en el pasado. Estamos viendo la división de denominaciones enteras y la exposición de pecados. Estamos viendo el llamado a la REFORMA ahora, y estamos viviendo en un tiempo oportuno para verlo suceder.

Entonces, ¿qué significa reforma?

Según el diccionario Merriam-Webster significa

poner o cambiar en una forma o condición mejorada, enmendar o mejorar por el cambio de forma o la eliminación de los defectos o abusos, para poner fin a (un mal) mediante la aplicación o la introducción de un mejor método o curso de acción, para inducir o hacer que se abandonen los malos caminos

La cuestión es que no se ha terminado. Dios dijo 10 años por lo menos y cuando me refiero a las denominaciones no me refiero solo a las denominaciones principales sino a los movimientos. Haríamos bien en prestar atención a las palabras de Mateo:

"En aquel día, muchos me dirán: 'Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y expulsamos demonios en tu nombre, y realizamos muchas obras poderosas en tu nombre? Entonces les declararé: 'Nunca os conocí. Apartaos de mí, infractores de la ley'". (7:22-23, NET 2ª ed.)

Los carismáticos/pentecostales/apostólicos/proféticos no están exentos del sacudimiento. Mateo 7:22-23 no se refiere a algunas denominaciones tradicionales.

Esto es lo que escribí en 2019:

Habrá sacudimientos dentro de las denominaciones. Dios está sacudiendo lo que no puede ser llevado a la unidad con Sus propósitos y planes. Esto está sucediendo no sólo en las denominaciones principales sino también en el Movimiento Carismático/Pentecostal; esto irá a las raíces de lo Apostólico/Profético también. Habrán divisiones para separar las doctrinas del error y los demonios para traer el Cuerpo puro a la Unidad (1 Timoteo 4:1-3).

¿Por qué es necesaria una reforma tan radical?

Walter Brueggeman dice:

La iglesia norteamericana contemporánea está tan enculturada al ethos norteamericano del consumismo que tiene poco poder para creer o actuar. Esta inculturación se da en cierto modo en todo el espectro de la vida eclesiástica, tanto liberal como conservadora... Esa inculturación se da no sólo en la institución de la iglesia, sino también en nosotros como personas. Nuestra conciencia ha sido reclamada por falsos campos de percepción y sistemas idolátricos de lenguaje y retórica.

¿Por qué se ha producido esta inculturación?

Como iglesia nos hemos enamorado de las prácticas, revelaciones y formas contemporáneas que hemos olvidado los antiguos caminos de la justicia y la fe. Vemos las expresiones contemporáneas como ejemplos de la perfección progresiva de la iglesia primitiva, mientras que en el fondo hay un ansia que nos consume diciendo que hay algo que está mal. Brueggeman llama a esto una "pérdida de identidad por el abandono de la tradición de fe". Continúa diciendo: "Cuando sufrimos de amnesia, toda forma de autoridad seria para la fe está en cuestión, y vivimos vidas de fe no autorizadas y practicamos ministerios no autorizados."

Por esta razón, debemos echar una mirada profunda y dura donde estamos y examinar en contraste con las Escrituras si realmente estamos viviendo y practicando la vida y el ministerio como Dios lo revela.

Pregúntate a ti mismo:

¿Qué tengo que cambiar?
¿Qué abusos he permitido que continúen?
¿Qué métodos de práctica ministerial necesito evaluar y reformar?
¿Qué áreas necesito inducir una reforma en mi vida y ministerio?

Te has suscrito con éxito a SCRIPTA // Lecturas que Reforman
Bienvenido. Has iniciado la sesión con éxito.
Muy bien. Te has inscrito con éxito.
Su enlace ha caducado.
Éxito. Revisa tu correo electrónico para ver el enlace mágico para iniciar sesión.